Estamos en los últimos días del 2016, y quizás lo que muchos están diciendo es que: ¡ya era hora! Sin necesidad de hacer inventarios sobre los lamentables acontecimientos de los últimos 366 días, pareciera inevitable que el 2016 trascienda en la historia como el año en que decidimos abandonar cualquier impulso humanista y prenderle fuego al mundo. Pero, con esto dicho, y arriesgándome a sonar iluso (o más adecuadamente, como un procrastinador), me encuentro en conflicto respecto a si puedo caracterizar este año bajo la sencilla categoría de “bueno” o “malo”. Como diría John Green, “la historia se resiste a las simplificaciones”, y por eso me atrevería a decir que este no ha sido un año absolutamente malo en todo para todos. Al contrario, yo pensaría que son 7.400 millones de años diferentes para las 7.400 millones de personas en el mundo.

Sí, quizás 2016 sea el año en que Trump ganó la presidencia de Estados Unidos o en el que Otto arrasó con el norte, pero yo también lo recordaré como el año en que mi hija aprendió a gatear, dijo sus primeras palabras y empezó a caminar. Y sí, quizás estoy comparando manzanas con naranjas, pero al menos yo no recuerdo un solo momento de orgullo y felicidad comparable en mi vida. Lo que estoy diciendo es que, en tiempos como éstos, no sólo deberíamos hacer inventario de lo malo, sino que también recordar lo bueno; aquello por lo que vale luchar. Al final de cuentas, en un año tan lleno de odio, demagogia y egoísmo, expresar nuestro amor por nuestras familias, comunidades o sociedades casi se siente como un acto revolucionario.

Habiendo dicho eso (y esperando no haber sonado como una tarjeta de Hallmark en el proceso), ¿qué tal si ahora hablamos de cine? Vale decir que 2016 no fue un mal año en lo que respecta a películas. Cierto, habrá algunos que dirán que fue terrible, pero estoy casi seguro que se trata de aquellos que tenían cifradas sus expectativas en cosas como INDEPENDENCE DAY: RESURGENCE, SUICIDE SQUAD, o todo lo demás que típicamente sale a mediados de año. Y en eso tienen razón, la temporada de “blockbusters” fue terrible. Pero, también hay que reconocer que el resto del año tuvo bastante material con qué compensar; por lo que, para reconocer esos filmes y cumplir con la obligación del bloguero que se cree crítico de cine: aquí les presento mis 10 películas favoritas del año.

¿Las reglas de esta lista? a) sólo se toman en cuenta películas que hayan sido estrenadas en cines costarricenses este año y cintas del 2016 que hayan llegado a DVD o sistemas de “streaming”; b) esta lista no se hace siguiendo valoraciones objetivas, sino que el disfrute subjetivo que he obtenido de ver cada una; y c) sólo se incluyen películas que he visto y criticado en el blog durante este año. Lo que me recuerda que, antes de continuar, debo incluir una crítica adicional que me faltaba:

“THE HANDMAIDEN es una buena película”.

OK, empecemos con algunas menciones honorables. Éstas son películas totalmente recomendables, pero que, por una u otra razón, no llegaron a mi lista de las diez favoritas: EL RENACIDO (2015), LA GRAN APUESTA (2015), DEADPOOL (2016), CREED: CORAZÓN DE CAMPEÓN (2015), CAPITÁN AMÉRICA: GUERRA CIVIL (2016), DESIERTO (2016), ZOOTOPIA (2016), VIAJE A LAS ESTRELLAS: SIN LÍMITES (2016), IN A VALLEY OF VIOLENCE (2016), BUSCANDO A DORY (2016), HAIL, CAESAR! (2016), THE DRESSMAKER (2016), HARDCORE HENRY (2016), ELLE (2016) y SULLY (2016).

A continuación, mis diez favoritas:

thewitch_online_teaser_01_web_large

10. LA BRUJA (2016). Una familia de puritanos del siglo XVII decide reiniciar su vida en las cercanías de un bosque, sin saber que ese es el hogar de una bruja muy dispuesta a atormentarlos. Lo que tenemos aquí es una cinta con una atmósfera genial y una historia original, escalofriante y bien escrita y actuada. Esta cinta funciona bien como drama, como película de horror, como recreación histórica; e incluso como filme artístico. Esto último en el sentido de que, lejos de separar los miedos simbólicos de los literales, las secuelas del encuentro entre nuestros protagonistas y la bruja son simbólicas en tanto reflejan los efectos nocivos del radicalismo religioso y el patriarcalismo puritano en la psique familiar. Todo lo anterior sin olvidarse de ser una cinta de terror tremendamente perturbadora.

mv5bmtg4nda1ota5nf5bml5banbnxkftztgwmdq2mdm5ode-_v1_ux182_cr00182268_al_9. HELL OR HIGH WATER (2016). Esta cinta narra la historia de cuatro individuos. Por un lado, tenemos a dos hermanos quienes buscan salvar la finca familiar, robándole al banco que está tratando de rematarla, para pagarle con el dinero robado. Por otro, están los dos alguaciles que están tratando de detenerlos. Si bien no se trata de una trama muy innovadora, en especial para lo que uno espera de un “western”, éste es un filme que alcanza un excelente balance a través de extraordinarias actuaciones, buena dirección y un excelente guión. Si bien ha sido fuertemente inspirada por NO COUNTRY FOR OLD MEN, esta película no cae en los tonos nihilistas de Cormac McCarthy (canalizado vía los hermanos Cohen), sino que ofrece un nuevo relato sobre la moralidad y las estrategias de resistencia ante la exclusión social en este “nuevo” Salvaje Oeste, demarcado por las diferencias raciales, la financialización y una inacabable crisis económica.

51h20yRKN5L._AC_UL320_SR226,320_8. LOS OCHO MÁS ODIADOS (2015). Quentin Tarantino regresa a sus raíces fílmicas y nos entrega lo que quizás sea su filme más violento desde RESERVOIR DOGS. La premisa es genialmente sencilla: ocho cabrones despreciables, incluyendo asesinos, degenerados, violadores, y algunos siendo todo lo anterior, quedan atrapados en un refugio de montaña a la mitad de una nevada, en el Wyoming del Salvaje Oeste. Y, tal y como la última vez que vimos a Kurt Russell atrapado en algún lugar repleto de nieve, alguno de estos cabrones no es quien dice ser. La trama se pasa más o menos la mitad de la engañosamente claustrofóbica cinta maravillándose de cuán entretenida puede ser una película en la que sólo tenemos diálogo, y la segunda mitad impresionados de cómo Tarantino encuentra nuevas formas de escandalizar, horrorizar y sorprender a su audiencia.

green-room-poster7. GREEN ROOM (2016). Un grupo de rock punk pesado se ve envuelto en un mortal juego de gato y ratón por no tomarse en serio el hecho de que un bar repleto de neonazis podría convertirse en un riesgo para su seguridad. Y sí, puede que la premisa suene un tanto enrevesada, pero no cabe duda que este cruento, sanguinario y violento filme es una pieza brillante de cine de suspenso. Además, merece estar en la lista como un recordatorio del excelente talento joven perdido este año en la forma de la inesperada muerte de Anton Yelchin. El filme quizás haya sido un tanto explícito como para hacer su camino a las salas costarricenses (así como muchas de las gringas y europeas), pero es uno que yo recomiendo buscar donde puedan, dado que es sencillamente formidable.

spotlight-poster6. SPOTLIGHT (2015). Ésta quizás se haya vuelto la película más sobrevalorada del año, considerando la absurda cantidad de premios que recibió (incluido el Oscar), en un año en el que hubo otras cintas más experimentales y arriesgadas. Pero eso no significa que este tradicional drama sobre los periodistas bostonianos que descubrieron la conspiración de la Iglesia Católica para encubrir numerosos casos de abuso sexual de niños por parte de sacerdotes, no sea un filme carente de méritos. Con un elenco estelar, un guion ingenioso que va directo al grano, y un estilo visual y narrativo que ayuda a la historia real a desplegarse ante nuestros ojos sin hacerla puro sensacionalismo, este filme es el tipo de “carnada de premios” que a mí no me molesta ver.

unknown5. KUBO Y LA BÚSQUEDA DEL SAMURAI (2016). Este año fue realmente bueno para las películas animadas. ZOOTOPIA fue una película excelente, al igual que las otras que presentó Disney; SAUSAGE PARTY fue bastante mejor de lo que la mayoría esperábamos, y hasta la peliculilla de los “minions” evitó ser un completo desastre. Sin embargo, de todas las buenas entregas en esta rama, mi favorita fue la nueva producción de Laika Animation: KUBO Y LA BÚSQUEDA DEL SAMURAI. Lo que tenemos aquí es una cinta que simplemente estaba a un nivel de calidad superior que el resto en términos de originalidad, presentación artística y estructura narrativa. Y ojo, que esta película no fue tan buena en comparación con PARANORMAN o CORALINE, en mi opinión las mejores que ha ofrecido Laika. KUBO fue una película espectacular, con excelentes personajes, una maravillosa puesta en escena y una historia hecha con gran cariño.

gallery-1447343181-carol-poster2-final-691x10244. CAROL (2015). Me alegra mucho que Hollywood haya comenzado a ofrecer la atención requerida a parejas del mismo sexo en sus melodramas, pero lo lamentable es que mucho de ese esfuerzo ha tendido a centrarse en tristes sagas que parecieran priorizar la indudablemente importante lucha de los personajes, en lugar de hacer una exploración de parejas LGBTI de forma realmente tridimensional. Por eso es realmente agradable que, si bien las luchas estructurales son parte del drama en CAROL, la mayoría del relato se centra en dos personas muy diferentes que descubren una atracción muy poderosa entre sí, y de la cual florece una cautelosa relación. Hermosamente filmada, preciosamente musicalizada, profundamente bien actuada y fuertemente emotiva, CAROL es un filme que no pueden perderse.

large_vnceqxbkydhl9luza03v2im16wb3. THE NICE GUYS (2016). Es muy lamentable que esta película pasara tan desapercibida en cines. Estamos a finales de los setenta, en Los Ángeles, Russell Crowe, interpretando a un autodestructivo matón por contrato, se une a Ryan Gossling, en el rol del peor detective del mundo, para resolver la compleja conspiración que se cierne detrás de lo que pareciera un homicidio aislado que involucra a estrellas porno y a la industria automovilística gringa. Y nada de lo anterior realmente importa tanto como que el grandioso Shane Black es el escritor y director de este filme, lo que se traduce en una excelente producción.

13415461_1116144808408682_136432642408806104_o2. THE NEON DEMON (2016). Hay ocasiones en que lo que uno busca ver es fotografía hiper-estilizada desarrollada alrededor de una historia medio barata, y bastante desagradable. Y en lo que respecta a filmes espeluznantes y sensacionalistas, creo que nada le gana a esta producción de Nicolas Winding Refn. Se trata de una experiencia indistinguible: un torbellino de locura y belleza que combina tanto una crítica del mundo del modelaje, horror gráfico, un poco de SHOWGIRLS, y bastante de Dario Argento. Es fantástica, terrorífica, repulsiva, extraña, sexy y hasta oscuramente divertida, en gran medida gracias a  la mejor cinematografía y la banda sonora más agobiante del año. Y sí, estoy siendo deliberadamente vago en mi presentación de este filme porque ver esta cinta sin saber lo que les espera es quizás lo mejor de toda la experiencia. Pero lo que sí les aseguro es que será algo inolvidable y que seguramente querrán compartir con sus amigos cinéfilos.

the-handmaiden-poster1. THE HANDMAIDEN (2016). OK, vi esta cinta hace unos días y no he tenido tiempo de escribir una crítica. Pero, no hay otra forma de decirlo, esta película es fantástica. Esta cinta es una taimada adaptación de la novela “Fingersmith” de Sarah Waters; eso sí, la trama original (i.e.: un drama situado en la era Victoriana) ha sido transformada en un thriller neo-noir ubicado en Corea, durante la ocupación japonesa. Se trata de una película multifacética en tanto es un thriller bien logrado, una reconstrucción de temáticas neo-noir, una saga sobre el cautiverio y el sadismo, un culebrón dramático con giros y recovecos por todas partes, una exploración visceralmente erótica de la sexualidad e improbable y finalmente una historia de amor vívida y edificante. Lo que fuera el relato sobre la protegida de un estafador que debe insertarse en el mundo de un tipo excéntrico y su introvertida nieta para embaucarlos, se transforma en una complicada red de intrigas que da mil vueltas alrededor de un par de hombres que creen que tienen bien medidas a estas mujeres, sólo para darse cuenta de que no tienen una sola maldita idea de lo que está pasando. Decir algo más de la cinta sería revelar su ingeniosa trama, pero es bueno decir que el relato viene acompañada de una fotografía hermosa, una evocadora banda sonora, actuaciones geniales de Kim Min-Hee y Kim Tae-Ri y una maratónica secuencia sexual que también resulta ser un momento vital para los excelentes arcos narrativos de sus personajes. Indiscutible calidad narrativa y artística. Ésta es mi favorita del año.

Bueno mis queridos lectores, ahí tienen la lista… Como siempre, les agradezco enormemente su apoyo y constante atención durante este año. Les deseo lo mejor a todos ustedes en el 2017. Hasta dónde sea posible tratemos de dejar las cosas mejor que las encontramos para el próximo año, ¿ok? ¡Felices fiestas!